El Club Nàutic Cambrils, sede de un nuevo simulacro de Salvamento Marítimo

La jornada celebrada ayer domingo 16 de junio contó con una decena de embarcaciones particulares que participaron activamente en el ejercicio de salvamento, además del helicóptero y la embarcación de Salvamento Marítimo y la patrullera del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Tarragona. Aprovechando la jornada, la asociación Bot Salvavides de Calafell hizo una exhibición las de sus tradicionales vueltas.

El Club Nàutic Cambrils, fruto de su colaboración con Salvamento Marítimo, ha participado en las Jornadas de Seguridad en la Náutica que se celebran en junio. El CNCB fue ayer sede del simulacro de salvamento marítimo, de búsqueda y rescate de hombre en el agua. En ella participaron activamente una decena de embarcaciones de socios del Club Nàutic Cambrils, que tuvieron que buscar, encontrar e informar del hombre en el agua. La embarcación Gambot, de Xavi Poy, fue la que llevó el liderazgo y rescate del náufrago.

Seguidamente, el helicóptero de Salvamento Marítimo le rescataba. El ejercicio se llevó a cabo entre Cambrils y Salou, a media mañana, después de celebrarse el breafing informativo a los patronos a primera hora de la mañana en el Club Nàutic Cambrils.

Para los armadores participantes, la jornada de salvamento fue una ocasión única para ampliar sus conocimientos en seguridad en el mar, en la que además se difundieron los pasos a seguir sobre la organización y coordinación de un ejercicio de búsqueda y salvamento en el mar por parte de embarcaciones privadas que pudieran servir de apoyo ocasional en caso de emergencia en el mar.

Por otra parte, aprovechando la jornada de seguridad náutica, el bot salvavides de Calafell estuvo en el Club Nàutic Cambrils para realizar dos exhibiciones durante la mañana. Fue con el bote Francisco Gorostidi, estrenado hace cuatro años. Se trata de una réplica del bote original de 1920, la histórica barca de rescate de pescadores. Los allí presentes pudieron disfrutar de su navegación a remo y de ser espectadores de las tradicionales vueltas que da la barca y su tripulación. Su presidente, Salvador Raventós, acompañado de los miembros de la asociación Jordi Verger y Virginia Olivan, hicieron entrega al Presidente del Club Nàutic Cambrils, Ramon Vallverdú y a Íñigo Landeta, jefe de Salvamento Marítimo de Tarragona, de un cuadro a cada uno de ellos con el bote salvavidas de Calafell.

A su vuelta a tierra, Jose Manuel Robledano, Capitán Marítimo e Íñigo Landeta, jefe de Salvamento Marítimo de Tarragona hicieron entrega de unos diplomas a los patrones participantes en el simulacro de salvamento. Un reconocimiento a su dedicación y aprendizaje.

La jornada terminó con un almuerzo para todos los participantes, a cargo de Barlovento y de la Cofradía de Pescadores de Cambrils, que hicieron sus tradicionales fideos “rossos”.

Podéis ver todas las fotos en nuestro álbum de Flickr.

Facebook Comments

Deja una respuesta